Actualización de hardware frustrada

¿Qué haces cuando quieres jugar a X y tu gráfica no te deja? Pues sí, comprarte una gráfica más potente. Y eso es precisamente lo que hizo un amigo mío, pero las cosas no podían ser tan sencillas.

Mi amigo me llamó porque su nueva gráfica nVidia y dos módulos DDR2 de 2GB cada uno habían hecho que su Core2Duo se comportara de forma “peculiar”. Tras realizar la actualización el arranque tomaba unos 3 minutos… principalmente porque todo el arranque y test POST de la BIOS salían letra a letra. Literalmente podías ver como se iban dibujando las letras. ¿Habíais visto eso alguna vez?

Si es que hay que mirar los manuales…

El primer problema era que la gráfica necesitaba un puerto PCI Express 16x y el ordenador tenía uno 8x. Nos resignamos a poner la antigua y guardar la nueva en la caja… pero eso no fue todo. ¡No había sonido!

La tarjeta de sonido estaba integrada en la placa base, pero el Windows 7 de 64 bits que había instalado no parecía encontrar ningún dispositivo de sonido. Curiosamente esto sólo ocurría cuando ambos módulos de RAM estaban conectados.

Aparentemente la placa base (cuyo manual no teníamos) sólo parecía direccionar 3GB a pesar de que Windows reconocía los 4GB instalados. Con un solo módulo de 2GB la tarjeta de sonido volvió a la vida.

¿Conclusión? Simple: Mirad el manual de la placa antes de comprar nada… y recordad que hay síntomas más raros que un perro verde :P

About the Author

Me llamo Pablo Carballude González, soy graduado en computación con master en HCI y Seguridad Informática. Actualmente trabajo para Amazon en Seattle como Software Developer Engineer. Soy de esas personas que no saben si los textos autobiográficos deben ser en primera o tercera persona. Lo intenté en segunda, pero no le entendí nada :P